Menú Cerrar

Los héroes que yo admiro

Especialmente por la obra del ángel de los basurales de Madagascar y por tantos amigos y amigas que con sus actos me enseñan a vivir…

Los héroes que yo admiro no son millonarios, no tienen poderes sobrehumanos, ni lucen capas brillantes… No vuelan pero llevan alas a los que por ellos son tocados…

Entregan su vida por otros, curando donde la enfermedad reclama vidas, rescatando a los abandonados, alimentando a los hambrientos, acompañando a los desolados, llevando propósito a los descarriados, consolando a los devastados, cuidando a riesgo de muerte las especies que todos estamos amenazando…

Enseñando a los que hasta ahora han tenido los sentidos vedados.

Los héroes que yo admiro, a veces andan en bicicleta y otras se llenan los pies de tierra porque el amor los lleva donde alguien esté apenado, atrapado o ya no pueda más porque el mundo lo ha derrumbado…

Los héroes que yo admiro llevan libertad si efectuar disparos… cargan cruces propias y de otros y se permiten la alegría de llevar belleza donde sea que el infierno se haya instalado.

Los héroes que yo admiro, casi siempre son desconocidos, anónimos… y nadie se imagina las peripecias que están pasando porque a más dificultades parecen ser más fuertes, más sabios…

Los héroes que yo admiro me invitan con sus simples pero maravillosos pasos a seguir caminando…

Marcelo Zamora, 9 de septiembre de 2016

Compartí